Tome pal pinto

Servicios “Delivery” son el motor de crecimiento para negocios y familias en Costa Rica y Centroamérica

Centroamérica es percibido como el próximo gran mercado para el comercio electrónico, ya que las tasas de conectividad y digitalización están en crecimiento sostenido especialmente a través de dispositivos móviles, y debido a que la población joven familiarizada con el entorno digital está en aumento.

De la mano del uso de la tecnología cada día son más los costarricenses que solicitan entregas a domicilio como parte fundamental de sus compras digitales.

El e-commerce se ha convertido en la solución de muchas empresas como posible salida a la crisis sanitaria y económica. De acuerdo con datos de la Cámara de Comercio de Costa Rica, 4 de cada 10 comercios en el país utilizan una plataforma de e-commerce para comercializar sus productos, y 7 de cada 10 comercios cuentan con herramientas digitales para potencializar sus ventas.

Además, cifras de Rappi Costa Rica indican que más de 4,500 familias han sido favorecidas en su economía con la llegada de la plataforma. Impactando de forma positiva a más de 1,200 comercios que han elegido dicha app para aumentar su competitividad local.

Por otro lado, un estudio realizado por la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC), el consumo de delivery se percibe como una tendencia que ha llegado con fuerza y para quedarse; resalta que la forma de pedir comida a domicilio de manera digital supera a la analógica: un 67% de los participantes afirman haber realizado pedidos a través de la web/app del mismo restaurante o a través de otras plataformas de delivery.

Según Esteban Hernández, General Manager de Rappi Costa Rica, las principales ventajas que le da el sector de delivery al crecimiento de los negocios, restaurantes, supermercados o bien, tiendas de e-commerce son:

● Mayor alcance de clientes: El delivery es una herramienta que puede ayudar a las pequeñas y medianas empresas a encontrarse con más clientes potenciales, llegar a distancias más lejanas y hacer uso de otros canales digitales para posicionar su marca.

● Rentabilidad y aumento de las ventas: Apostar por el servicio de delivery incrementa la rentabilidad final de los negocios, ya que no solo les permite llegar a más clientes; también les permite reducir costos de operación, por ejemplo en personal de atención a clientes o limpieza; además, no tienen que invertir en distribución y envío. Traduciéndose en un incremento en ventas y ahorro en gastos.

● Visibilidad de negocio: El tener un mayor número de canales de exposición en plataformas digitales además de las propias, genera una imagen positiva y alcance que permite la captación de nuevos clientes y posicionamiento de marca.

● Digitalización: La adquisición del servicio de delivery también se caracteriza por atraer un proceso de desarrollo digital. Una apuesta de modernización para los negocios más tradicionales que no cuentan con página web ni presencia online.

“Desde nuestra experiencia en el sector de entrega a domicilio, hemos percibido que la tendencia en auge y el aumento en los pedidos y el consumo, hacen que el usuario ya no se conforme con sólo recibir en su casa el mismo plato que pediría en el restaurante. Como parte de los cambios que ha vivido esta industria, consideramos necesario que se incorpore al pedido un valor añadido, como: más dinamismo en los menús, opciones de personalizar pedidos y ofertas atractivas”, expresó Hernández.

Es importante destacar que América Latina es uno de los mercados de más rápido crecimiento para el comercio electrónico a nivel mundial, según datos de Euromonitor; y seguirá en crecimiento con un aumento promedio anual de 19% hasta 2025, de acuerdo con un informe de la plataforma de pagos digitales Worldpay.

© Todos los derechos reservados 2021, cualquier uso requiere autorización de TPP MEDIA | contacto@tomepalpinto.com Sitio certificado por Google News