Mundo

Encuentran peligrosas “bombas de calor” que destruyen el hielo marino del Ártico

Una cantidad sin precedentes de calor penetra en las gélidas aguas del Ártico, provocando el calentamiento del hielo desde abajo, sostienen los científicos.

Un equipo de científicos ha descubierto que unas “bombas de calor” compuestas de agua cálida procedentes del océano Pacífico están acelerando el derretimiento del hielo marino en el Ártico, según lo exponen en un reciente estudio publicado en la revista Nature Communications.

La investigación, dirigida por oceanógrafos de la Universidad de California (EE.UU.), sostiene que una cantidad sin precedentes de calor llega a través del Estrecho de Bering hasta las gélidas aguas del Ártico, calentando el hielo desde abajo durante meses o incluso años.

Gracias a mediciones realizadas durante una expedición en 2018 y a imágenes obtenidas por satélite, se ha podido descubrir que el agua de verano del Pacífico, más densa y salada, que el equipo compara con “un chorro caliente en un océano frío”, se desliza por debajo de las aguas más frescas del océano Ártico, a través de un proceso de subducción.

Su movimiento crea bolsas de agua muy cálidas, conocidas como “bombas de calor”, que giran como remolinos hacia el norte debajo de la capa de hielo, provocando su derretimiento. Una animación del Instituto Scripps de Oceanografía representa el fenómeno estudiado y pone de relieve sus consecuencias.